Tata Martino confirmó su marcha del Barça tras un año en blanco