Martino quiere despedirse con una Liga