Deshojando la margarita de la continuidad de Martino en el Barça