Neymar, un show dentro y fuera del campo