Neymar tendrá que asumir más responsabilidad en el Barcelona sin Messi