Cierto sector de Cornella-El Prat dedicó gritos racistas a Neymar