El penalti más largo de Messi que por fin marcó tras cuatro partidos de sequía