Tata Martino y Messi, su primera charla