Messi también es un 'hombre-anuncio'