Messi vuelve a tener arcadas en el terreno de juego