¿Está Messi desconectado por sus rivales?