El Barça necesita a Messi