El éxodo masivo por las selecciones deja al FC Barcelona con solo tres jugadores