Luis Suárez encendió a la afición y los pericos respondieron con todo tipo de insultos