Luis Enrique, siempre tenso con la prensa