El Barça ve posible la remontada