El Barça corrige su tropiezo