La lesión de Messi no ha sufrido "ningún empeoramiento"