Se acerca la hora del “sí de Pep”