Del enfado, a las risas: así ha sido la dura entrada de Mascherano a Neymar