Puyol nos sobrecoge con su luxación en el codo