Del penalti a Vela a la expulsión a Iñigo Martínez: el partido cambió en 60 segundos