Urko Pardo se llevó tres goles... y la camiseta del récord de la Champions de Leo Messi