Tello e Iniesta son conscientes de la dificultad de la liga