¿Está de moda el polo pistacho de Martino?