El Tata Martino agoniza en Granada