El trabajo y las ganas de ter Stegen combinan con el nuevo Barça de Luis Enrique