"No ser del Barça debería ser pecado"