Roura y Rubi dirigen el primer entrenamiento de la era post Vilanova