Primer pique entre Barça y Madrid