Primer desafío para el Barcelona en la temporada