Preocupación en Barcelona tras los errores defensivos y la derrota ante el Valencia