Piqué, entre dos y tres semanas de baja