Pinto y Messi, inseparables en el Barça