Guerra abierta entre Guardiola y la directiva del Barça