Neymar y Coke se las tuvieron tiesas durante el encuentro y Piqué tuvo que mediar