Messi no se toca pese a su bajo rendimiento