Messi saltó al entrenamiento 6 minutos tarde, y ni se miró con Luis Enrique