Messi y Neymar, un 'matrimonio perfecto' dentro y fuera del campo