Mathieu se estrenó con el Barça con buen pie