Marc Bartra dio la alegría de su vida a una aficionada culé en Valencia