Manu Carreño analiza el presente inmediato del Barça ante la recaída de Vilanova