Magia en el entrenamiento del Barcelona: 31 pases al primer toque en el rondo