Madrid y Barça se verán las caras en un mes