La MSN vuelve a jugar contra el Atléti, el equipo que vió nacer al tridente