La MSN ya trabaja pensando en el sextete