Los 'tomates' de Luis Enrique: ¿Maduros como Xavi o cherrys como Munir?