Luis Suarez vuelve a estar solo ante el peligro ante la Fiorentina