Luis Suárez salió en la segunda parte y cambió el partido para el Barcelona