Luis Suárez se quitó un peso de encima con su primer gol en Liga con el Barça